Semana en el Oratorio

Mes de febrero, mes del Amor

4.5.17

Roguemos por las benditas ánimas del purgatorio


Ellas necesitan de nuestras oraciones. En una visión de la Hermana Sor María de la Cruz, del Convento de las Agustinianas de Valonges (Francia), el ánima de Sor María Gabriela le decía:

¡No sé si puedes imaginarte las penas que se sufren en el Purgatorio! En el mundo nadie lo piensa. También las Comunidades Religiosas lo olvidamos. Por esto el buen Dios quiere que se rece de modo especial por las pobres ánimas del Purgatorio.
("El manuscrito del purgatorio").

En este mundo tan descreído de hoy en día se ha olvidado de orar, y más aún la oración por los difuntos, abandonándolos a su suerte (aunque nunca están abandonados, cuentan con el auxilio divino, de la Virgen Carmelitana y los ángeles) y olvidándolos en nuestras oraciones. Dediquémosles, por ello, algunas misas, recordémosles en nuestras oraciones diarias y recemos cada mañana, en especial, la oración de Santa Gertrudis.




Cuando alcancen el Cielo ellos orarán por nosotros y tendremos su ayuda como recompensa y en agradecimiento a nuestras oraciónes:

Me siento poco a poco libre, pero, decir qué día y cuándo lo seré del todo, no lo sé. Sólo el buen Dios lo sabe. Quizá deba transcurrir todavía muchos años en tal deseo del Cielo. Continúa siempre rezando, después te recompensaré, aunque ya rezo mucho por ti.

No olvidemos que su súplica es muy poderosa ante el Señor, más aún cuando alcancen el grado de perfección tras la purificación:

Cuando sea liberada, verás que te agradeceré todo lo que has hecho por mí. Ya rezo mucho por ti.

| Redacción: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario