Semana en el Oratorio

Mes de febrero, mes del Amor

21.8.23

Anotaciones importantes sobre el Eremitorio Carmelitano



- ¿Qué es el Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli?
Es un lugar no físico, en donde se pueden encontrar ermitaños de todo tipo, de todo el mundo, provenientes de toda escala social y de cualquier país, con diferentes carismas y distintas vocaciones, y de diferente rama, tanto urbanos, como independientes como de cualquier otra índole. Es un lugar abierto a todo aquel que sienta la llamada de la soledad, del apartarse del mundo (aún estando en el mundo), de la escucha de la Palabra y/o del aislamiento, reclusión o del silencio. Incluso aún entre el ruido de las grandes ciudades o de las prisas diarias. La gracia de Dios ayudará a cualquiera que tenga esta vocación y sienta esta llamada, por muy desfavorables que sean las condiciones. El Señor siempre nos encuentra el camino, y con Él nunca se pierde el rumbo.

- ¿Bajo qué premisas, reglas o normas de conducta se rige el Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli?
La Regla de Vida dependerá de cada caso, y de cada anacoreta en particular. Unos pueden basarse en la Regla del Eremetismo Independiente, otros en los diferentes estatutos existentes (como los Estatutos del Ermitaño de la Diócesis de Tarragona), en la Regla de Vida Primitiva de la Orden del Carmelo, etc. Otros, en la que le haya sugerido su director espiritual, su Orden, o su superior religioso.



- ¿Quién fundó el Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli?
No tenemos un fundador como tal porque no somos un Instituto ni una Orden Religiosa; nuestra patrona es la Virgen María en su advocación del Monte Carmelo, ella es nuestra luz y guía. Por supuesto, eso no quiere decir que cada uno haga lo que le dé la gana ni tenga que ignorar la observancia de norma alguna, ya que como miembros del Cuerpo de Cristo estamos bajo el mandato de la diócesis a la que cada anacoreta pertenezca, bajo las órdenes de su Obispo y, en última instancia, del Papa. Así, cada ermitaño estará bajo la obediencia de su parroquia, de su director espiritual, o de la persona que el Señor o las autoridades religiosas le hayan dispuesto, y si no existe ninguna, obviamente bajo la de su confesor.

El Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli fue una iniciativa inicial del Oratorio Carmelitano quienes, al darse cuenta del notorio interés de algunos ermitaños por tener un lugar común y donde informarse o simplemente, estar y encontrarse, aún estando muy lejos unos de otros, vio la gran oportunidad que ofrecían los medios de Internet actuales para tales fines.

A nivel formativo y como base documental, el Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli (y la Abadía Virtual Reina del Carmelo) se complementan con el Grupo del Oratorio Carmelitano, porque en él se puede encontrar material religioso de utilidad.

- ¿Qué es la Abadía Virtual Reina del Carmelo?
La Abadía Virtual Reina del Carmelo es el mencionado lugar virtual -un lugar de reunión de fieles, por eso se ha elegido el nombre de "Abadía", y al no ser un lugar físico, se añade lo de "Virtual"- en donde se reúne el Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli. Es decir, todos los ermitaños en su conjunto forman el eremitorio ("Eremitarum" en latín), que no tiene lugar físico, recordemos que EL EREMITORIO ESTÁ ALLÍ DONDE EL ERMITAÑO SE ENCUENTRE. Una ermita no hace a uno o a una ser ermitaño o ermitaña, el anacoreta lo es allí donde esté. Pero como individuos, se reúnen en la Abadía Virtual Reina del Carmelo.

La razón de diferenciarlo sin cambiar de lugar de encuentro es que, aunque un anacoreta decida dejar de seguir ese tipo de vida (por las condiciones o causas que sean), pueda seguir perteneciendo a la Abadía si lo desea.

- ¿Hay que ser ermitaño para pertenecer a la Abadía Virtual Reina del Carmelo?
Como se puede vislumbrar de lo que acabamos de exponer, no necesariamente. La Abadía está abierta a cualquier persona con inquietudes, y cualquiera puede pertenecer a ella. Dentro de ella se encuentra el mencionado Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli, y es por eso la distinción. En la Abadía convive cualquier cristiano, como comunidad abierta que se trata.

- Entonces, ¿en qué se diferencia alguien que pertenezca a la Abadía, de alguien que pertenezca al Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli?
En la forma de vida. Los segundos son ermitaños y ejercen como tales en su día a día, y los primeros son religiosos, cristianos en general, o/y personas que mantienen con su vida vivo el carisma del Carmelo.

- ¿Qué carisma es el de la Abadía Virtual Reina del Carmelo?
Como ya se ha dicho respecto al eremitorio, la Abadía Virtual Reina del Carmelo sigue el carisma carmelitano. Eso no quiere decir que no se dé cabida a cualquier inclinación religiosa que sientan sus miembros en particular, la cual por supuesto se respeta y se valora, pero en orden general esta Abadía se encuentra bajo la protección y el amparo de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

- ¿Qué hay que hacer para pertenecer al Eremitarum Beatissimae Mater et Decor Carmeli, o a la Abadía Virtual Reina del Carmelo? ¿Hay que registrarse en algún sitio? ¿Hay que pagar una cuota?
Inicialmente se tenía la idea de ofrecer un documento de pertenencia, cosa que aún se mantiene para quien lo solicite expresamente. Pero dado que es un lugar virtual de reunión, desde hace años decidimos que lo mejor era que simplemente cada uno se adhiera al Grupo de la Abadía desde donde esté, sirviendo de punto de encuentro donde se ubiquen también el resto de hermanos. No se exigen más condiciones ni se pide cumplir más normas que las que cada ermitaño ya esté realizando en su día a día, o las que cada cristiano siga según las particularidades en las que el Señor le haya colocado. La intención tanto de la Abadía Virtual como del Eremitorio es aceptar y estar disponible y abierto para cualquier hermano/a que desee entrar.

Por supuesto, tampoco hay que pagar inscripción ni cuota alguna, la pertenencia es totalmente gratuita.


Accesos:
oratoriocarmelitano@googlegroups.com
abadiareinadelcarmelo@googlegroups.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario