Mes de junio

Mes de junio,
mes del Sagrado Corazón de Jesús




En el mes de junio ofrece al Sagrado Corazón de Jesús diariamente estas oraciones.


Consagración al Sagrado Corazón de Jesús

¡Oh Corazón dulcísimo de Jesús, Rey de amor! Por mediación de vuestra Madre y Madre mía la Santísima Virgen María, acepto muy gustoso el pacto que Vos me proponéis de cuidar Vos de mí y de mis cosas, y cuidar yo de Vos y de vuestra gloria.

Todo lo mío lo pongo en vuestras manos: mi familia, mis negocios y ocupaciones todas; mi cuerpo con sus sentidos, salud y vida; mi alma con sus potencias, virtudes y méritos; mi propia salvación y santificación.

Cuidad Vos de mí.

Yo a cambio cuidaré de Vos: de glorificaros cuanto pueda. Ayúdame a contribuir a ello con comuniones, misas, rosarios, oraciones y jaculatorias, en definitiva: con la oración constante; con la paciencia en sufrir las cruces ordinarias de la vida; con el fiel cumplimiento de las obligaciones de mi estado; con obras de caridad y misericordia, con limosnas y sacrificios; con la difusión, el ejemplo, de palabra y por escrito y cuantos medios me sean posibles, para daros toda la gloria y reparación que pueda. Quiero extender por todo el mundo vuestro reinado de Amor. Hacedme perfectísimo amante y apóstol de vuestro amantísimo Corazón. Amén.

Oración preparatoria:
Dios mío, me someto y me entrego ante vuestra soberana presencia: yo os adoro en unión de vuestro Santísimo Hijo, y deseo unir mi corazón al suyo para ofreceros una oración pura y agradable a vuestros divinos ojos. Y Vos, Virgen Santísima del Carmelo, Ángel de mi guarda, y santos de mi devoción y mis patrones, interceded por mí ante Jesucristo, a fin de que pueda meditar las excelencias del amor de Cristo y cumplir siempre y en todo su santísima voluntad. Amén.

Preces:
- Oh Corazón amorosísimo de Jesús, por vuestra herida preciosa abierta para dar paso a las llamas de vuestro inmenso amor, haced que el incendio de la caridad purifique mi corazón de la inmundicia del pecado.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

- Oh Corazón sacratísimo de Jesús, por vuestra corona de espinas que os atormentó con las puntas crueles de nuestros pecados, alcanzadme un santo y sincero remordimiento de mis culpas.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

- Oh Corazón dulcísimo de Jesús, por vuestra cruz plantada como árbol frondoso alimentado por la sangre divina, signo de vuestro ardiente deseo de ser crucificado para nuestra salvación, concededme una entera resignación a los designios de la Providencia.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.


Letanías al Sagrado Corazón de Jesús (récense para desagraviar al Sagrado Corazón de Jesús y por la paz del Mundo):
"Hablamos en ellas del corazón y, al mismo tiempo, dejamos a los corazones hablar con este único Corazón que es 'fuente de vida y de santidad' y 'deseo de los collados eternos'. Con el Corazón que es 'paciente y lleno de misericordia' y 'generoso para todos los que le invocan'.
Esta oración, rezada y meditada, se convierte en una verdadera escuela del hombre interior: la escuela del cristiano".
(Juan Pablo II. 27-VI -82)

Señor, ten piedad de nosotros..
Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad de nosotros...
Cristo, ten piedad
Señor: ten piedad de nosotros...
Señor, ten piedad

Jesucristo, óyenos...
Cristo, óyenos
Jesucristo, escúchanos...
Cristo, escúchanos

Oh Dios, Padre Celestial...
(todos responden:) Tened misericordia de nosotros

Dios Hijo, Redentor del mundo...
Tened misericordia de nosotros

Dios Espíritu Santo...
Tened misericordia de nosotros

Santísima Trinidad, un solo Dios...
Tened misericordia de nosotros

Corazón de Jesús, Hijo Eterno del Padre...
Ten piedad de nosotros

formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre...
Ten piedad de nosotros

de majestad infinita...
Ten piedad de nosotros

templo santo de Dios...
Ten piedad de nosotros

sagrario del Dios Altísimo...
Ten piedad de nosotros

casa de Dios y puerta del cielo...
Ten piedad de nosotros

fuego inagotable de caridad...
Ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, donde se encierra toda justicia y todo amor...
Ten piedad de nosotros

pleno de bondad y de amor...
Ten piedad de nosotros

ilimitado en todas las virtudes...
Ten piedad de nosotros

dignisimo de toda alabanza...
Ten piedad de nosotros

Rey y centro de todos los corazones...
Ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, en quien existen todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia...
Ten piedad de nosotros

en quien habita la plenitud de la divinidad...
Ten piedad de nosotros

en quien el Padre Celestial se ha complacido plenamente...
Ten piedad de nosotros

de cuya plenitud todos nos enriquecemos...
Ten piedad de nosotros

deseado de todas las naciones...
Ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, paciente y de gran misericordia...
Ten piedad de nosotros

rico y generoso con todos los que te invocan...
Ten piedad de nosotros

fuente de vida y santidad...
Ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, propicio a perdonar nuestros pecados...
Ten piedad de nosotros

saturado por los oprobios de la gente...
Ten piedad de nosotros

quebrantado por nuestros pecados...
Ten piedad de nosotros

obediente hasta la muerte...
Ten piedad de nosotros

atravesado por una lanza...
Ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo...
Ten piedad de nosotros

vida y resurrección nuestra...
Ten piedad de nosotros

paz y reconciliación nuestra...
Ten piedad de nosotros

víctima de los pecadores...
Ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan...
Ten piedad de nosotros

esperanza de los que en ti mueren...
Ten piedad de nosotros

delicia de todos los santos...
Ten piedad de nosotros


Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo...
Perdónanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo...
Escúchanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo...
Ten misericordia de nosotros

¡Jesús, manso y humilde de corazón...,
haced nuestro corazón semejante al vuestro!

Oración final:
Omnipotente y sempiterno Dios, mira al Corazón de tu amantísimo Hijo y a las alabanzas y satisfacciones que te dió en nombre de los pecadores, y concede propicio el perdón a los que imploramos tu misericordia, en nombre de tu mismo Hijo Jesucristo, que contigo vive y reina en unión con el Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos. Amén.


Jaculatorias finales:
Todo sea por Vos,
Corazón Sacratísimo de Jesús.

Sagrado Corazón de Jesús,
en Vos confío.

Dulce Corazón de María,
sed nuestra salvación.

San José, ruega por nosotros.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.


Otras oraciones: - Consagración al Sagrado Corazón por San Alfonso María de Ligorio

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!