27.10.21

Consagración de las autoridades al Sagrado Corazón de Jesús



¡Oh dignísimo Corazón de Jesús! No sólo deben consagrarse a ti los súbditos, sino de un modo especial todos los superiores y todas las autoridades de la tierra.

Tú eres el Rey de reyes y el Señor de los que dominan. De ti reciben su autoridad todos los que la tienen, y sino fuese por ti, a nadie prestaríamos obediencia, porque sin ti nadie hay superior a nadie y, por naturaleza y derecho propio, tú sólo eres superior y Rey.

Mas hoy muchas autoridades prescinden de ti y gobiernan de espaldas a ti, sin ti, como si en el gobierno no fueran cristianos, sino ateos, y como si los gobernantes no tuviesen sobre sí las trascendentales y supremas leyes de tu religión y de tu amor. Perdona, Señor, esta defección tan general, y esta apostasía práctica moderna de la mayor parte de las autoridades.

Mas los que están aquí y tienen autoridad, y los que no tenemos autoridad por todos nuestros superiores, reconocemos, ¡oh Corazón real de Jesús!, que Vos estáis sobre todos nuestros reyes, nuestros gobiernos, gobernadores, alcaldes y superiores de todas clases y condiciones, y que toda su autoridad es vuestra, sin que nadie tenga ninguna contra la inquebrantable ley de vuestra voluntad y amor.

Te rogamos concedas a nuestros superiores la gracia de guiarnos a la verdadera civilización cristiana, acierto para cumplir con su deber, rectitud en gobernar, oportunidad en mandar, prudencia en legislar, fortaleza con los audaces, caridad con los débiles, justicia con todos. Líbralos de los terribles peligros de alma y cuerpo que los rodean, y haz que, con su gobierno y administración, sean cooperadores fieles de tu divino gobierno y santísima providencia, para salvación de todos los hombres.

Corazón dignísimo de Jesús, haz que nuestras autoridades te respeten y amen más cada día.


Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

26.10.21

Consagración de los hombres al Sagrado Corazón de Jesús



¡Oh santísimo Corazón de Jesús! También los hombres vienen a consagrarse a ti.

Tú los has distinguido con preclaros dones; les has dado dignidad y autoridad en la sociedad humana, fortaleza de alma, grandeza de corazón, vigor de entendimiento.

Pero muchos de ellos viven muy alejados de ti. Unos, enfrascados en sus negocios y sedientos de intereses; otros, sumidos en placeres y entregados a sus pasiones; otros, infautados de su ciencia y soberbios de sus progresos y de sus dignidades, viven muchos como si se bastasen a sí mismos y no necesitasen de ti, ni de tu religión, ni de tu amor. Ni te conocen, ni te quieren conocer; ni te aman, ni te quieren amar. Muchos han abandonado sus puestos y dejan de cumplir sus deberes. Perdónalos, Señor.

Otros, en cambio, te aman de veras, como verdaderos caballeros cristianos, y luchan por tu gloria como leones, y son honor de la Iglesia y de tu amor.

Míralos, Señor, con corazón amante, y haz que conozcan el puesto que ocupan en el mundo y caigan en la cuenta de que ellos más que nadie están obligados a ser cristianos, a conocerte, a amarte, a practicar la religión que tú nos enseñaste. Haz que pongan su honor, no en ignorarte y negarte, como Pedro, o en lavarse las manos, como Pilatos, o en blasfemar y ser descreídos, como Voltaire; sino como San Pablo, en conocerte, en amarte sobre todas las cosas, en ser perseguidos por tu causa y crucificados por tu nombre.

Corazón santísimo de Jesús, haz que los hombres que aquí estamos te amemos más cada día. Amén.


Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

25.10.21

Consagración de las mujeres al Sagrado Corazón de Jesús



¡Oh dulcísimo Corazón de Jesús, formado de la sangre de una mujer santísima y amadísima sobre todas las mujeres! Guiadas por tu Madre Santísima, Nuestra Señora del Carmelo, se acercan a ti las mujeres para consagrarse a tu Corazón virginal.

Tú las amas, tú las has sacado de la adyección en que las tenían, las has ennoblecido en la sociedad y te sirves de ellas para salvar muchas almas.

Te pedimos perdón por las faltas con que ellas te hayan ofendido, de sus vanidades, ligerezas, inmodestias, y de todos los pecados de las que, apartadas de ti y dadas al mundo, seducen a muchos para el mal.

En cambio, te ofrecemos las virtudes de pureza, abnegación, de sacrificio, de paciencia y humildad de las que te sirven. Tú has dotado el corazón de la mujer de bondad y mansedumbre, de abnegación y celo. Y muchas de ellas, con estos dones que les diste, te atraen muchas almas.

Concédeles, oh Corazón dulcísimo, la gracia de ser vírgenes prudentes y puras, esposas fieles y abnegadas, madres verdaderas, firmes y constantes, apóstolas piadosas y fervientes de tu amor. Tú sabes, Señor, que si no fuera por su celo y el amor que te tienen, se perderían muchas almas. Inspira en sus corazones fortaleza, en sus labios gracia, en sus almas prudencia, para que te amen a ti, Hijo de María, y juntamente con tu Madre sean cooperadoras fieles de tu amor en las salvación del género humano.

Corazón dulcísimo de Jesús, haz que las mujeres que están aquí te amen más cada día. Amén.


Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

24.10.21

Consagración de los niños al Sagrado Corazón de Jesús



¡Oh dulcísimo Corazón de Jesús! Venimos ante ti a consagrarte a todos nuestros niños, que están presentes, y a los niños de todos los padres y madres que están a tus pies.

Nosotros, pecadores, antes de acercarnos a ti mandamos delante de nosotros a los niños, para agradarte y hacerte propicio con el espectáculo de sus almas puras y de sus corazones inmaculados. Tú los amas y deseas que vayan a ti. Que vayan, Señor, y te abracen, y lleguen a tu Corazón, y nunca se separen de ti.

Te pedimos perdón de lo que tal vez algunos, sin saber, hayan faltado; pero mucho más sobre todo, de los que los escandalizan o educan mal, o siembran en ellos el vicio con sus malas conversaciones, palabras, malos espectáculos, y malos ejemplos.

Te rogamos los conserves en la fe y en la virtud; que des a sus padres y madres prudencia, voluntad y constancia para educarlos, que los libres de malos maestros, que no los perviertan las malas revistas, los malos espectáculos, los malos ejemplos, y las malas influencias y compañías. Que, llegada la juventud, sean constantees y no se dejen dominar de la soberbia, ni de la deshonestidad, ni de ningún otro vicio.

Atráelos, Señor, a tu Corazón más y más, según vayan creciendo en los años y mediante la frecuente comunión; consérvalos muy unidos a tu Corazón, para que te amen sobre todas las cosas en la infancia, pasen inmunes por el horno de la juventud, sean constantes en la madurez y en toda la vida, hasta morir en ti.

Corazón de Jesús, haz que los niños que están aquí y los que aquí tienen a sus padres, te amen más y más cada día. Amén.


Padrenuestro, Avemaría, Gloria.
| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

23.10.21

Descarga gratis la revista "Magazine Carmelitano"



Ya puedes descargar gratuitamente un nuevo número del Magazine Carmelitano, la revista electrónica dedicada a nuestra Señora y Madre del Carmelo, con contenido devocional y religioso desde el carisma carmelitano. [Descargar desde web] [Descargar desde Telegram] (pdf offline - no requiere de conexión a internet para su visualización - comprimido en zip).

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!