4.4.20

La importancia de un oratorio virtual


Durante este tiempo de confinamiento debido a la pandemia, en el que millones de personas alrededor del planeta se ven obligadas a permanecer en sus casas, sin poder salir a la calle ni acudir a misa, acudir a actos religiosos, y ni siquiera visitar iglesias o capillas, están cobrando una importancia especial los sitios de oración y recogimiendo online. Desde el Oratorio Carmelitano venimos, ya mucho tiempo atrás, ofreciendo un servicio de oración, reflexión y acompañamiento espiritual, en una página que funciona como un oratorio virtual. Esto es: facilitando oraciones, incluso ofreciendo distintos libros y tratados gratuitamente, mediante nuestra librería que ya aglutina un voluminoso fondo literario. Además, ofrecemos también una adoración perpetua para aquellas personas que, con dificultades para acceder incluso a plataformas online (por su complejidad, consumo de datos o porque carecen de un sistema informático potente) de vídeo. Así, damos la oportunidad que, en espíritu al menos, cualquiera pueda realizar una visita al Santísimo, recogerse, y rendirle tributo y adoración. Es esta una necesidad si cabe más importante en esta época.

También seguimos facilitando la comunión espiritual, y centrándonos en nuestro carisma carmelitano, la Visita Semanal y el Homenaje Sabatino, porque no debemos olvidar a nuestra querida Madre en estos momentos de drama, lucha y desconsuelo. Ella sabe mejor que nadie cómo aliviarnos.

Durante estos últimos meses hemos ido más allá, ofreciendo a nuestros visitantes, carmelitas y cristianos en general, unas páginas temáticas con oraciones diarias que pueden hacer durante cada jornada, al despertar, al acostarse, o en el momento del día en que más lo consideren o lo necesiten. Este espacio se encuentra dividido en otras tantas temáticas, así, tenemos el Domingo, dedicado a la alabanza al Espíritu Santo. El Lunes, a Nuestra Señora, el Martes, a las ánimas del purgatorio, un recuerdo especial y muy importante de nuestro carisma carmelitano. El Miércoles lo dedicamos a la reflexión, bien en soledad o en comunidad, dentro de una celda de un monasterio o convento, o en medio de la gran ciudad. El Jueves, como no podía ser de otra forma, es el día de la Eucaristía, mientras que el Viernes está centrado en la Pasión de Nuestro Señor. Por último, el Sábado se lo dedicamos y consagramos a Nuestra Señora del Carmelo.

Ahora hemos querido ir un paso más allá, y ofreceros además la oportunidad de descargar, para aquellos que no tienen una conexión permanente a Internet (o la tienen muy deficitaria) nuestro Oratorio, con el fin de que puedan llevar nuestros textos con ellos en su smartphone, en su ordenador o en su tablet, y consultarlos cuando lo necesiten. Dividido en meses, ya se puede acceder a su descarga desde éste link.

Asimismo, ofrecemos la oportunidad de navegar por todo nuestro historial mediante un sencillo formulario que podéis usar, situado en la parte inferior de esa misma página. Confiamos en que todos estos esfuerzos colaboren para enriquecer tu experiencia cristiana, y adherirte más firme y fielmente a Nuestro Señor, cuyo fin es todo nuestro motivo y atención. A Él, pues, sea siempre la gloria y alabanza por los siglos de los siglos. Amén.

| Redacción: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!