Semana en el Oratorio

Mes de febrero, mes del Amor

Mostrando las entradas para la consulta DevotoCristiano ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta DevotoCristiano ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

24.10.21

Consagración de los niños al Sagrado Corazón de Jesús



¡Oh dulcísimo Corazón de Jesús! Venimos ante ti a consagrarte a todos nuestros niños, que están presentes, y a los niños de todos los padres y madres que están a tus pies.

Nosotros, pecadores, antes de acercarnos a ti mandamos delante de nosotros a los niños, para agradarte y hacerte propicio con el espectáculo de sus almas puras y de sus corazones inmaculados. Tú los amas y deseas que vayan a ti. Que vayan, Señor, y te abracen, y lleguen a tu Corazón, y nunca se separen de ti.

Te pedimos perdón de lo que tal vez algunos, sin saber, hayan faltado; pero mucho más sobre todo, de los que los escandalizan o educan mal, o siembran en ellos el vicio con sus malas conversaciones, palabras, malos espectáculos, y malos ejemplos.

Te rogamos los conserves en la fe y en la virtud; que des a sus padres y madres prudencia, voluntad y constancia para educarlos, que los libres de malos maestros, que no los perviertan las malas revistas, los malos espectáculos, los malos ejemplos, y las malas influencias y compañías. Que, llegada la juventud, sean constantees y no se dejen dominar de la soberbia, ni de la deshonestidad, ni de ningún otro vicio.

Atráelos, Señor, a tu Corazón más y más, según vayan creciendo en los años y mediante la frecuente comunión; consérvalos muy unidos a tu Corazón, para que te amen sobre todas las cosas en la infancia, pasen inmunes por el horno de la juventud, sean constantes en la madurez y en toda la vida, hasta morir en ti.

Corazón de Jesús, haz que los niños que están aquí y los que aquí tienen a sus padres, te amen más y más cada día. Amén.


Padrenuestro, Avemaría, Gloria.
| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

19.6.21

Oración para después de la confesión (III)



Señor Dios mío, que justificas al impío y no quieres la muerte del pecador, invocamos suplicantes tu divina majestad para que así como siendo siervos tuyos confiamos en tu misericordia, también nos protejas benignamente con tu auxilio y nos conserves con tu asidua protección. Con ese fin, también te pedimos que continuamente te sirvamos y ninguna de las tentaciones que nos acosen nos separen de ti.

Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |


11.3.22

Novena por las ánimas del Purgatorio. Día primero



Por la señal...


- Acto de contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén.

- Oración para el primer día -

Señor mío Jesucristo, que quieres que tengamos suma delicadeza de conciencia y santidad perfecta, te rogamos nos la concedas a nosotros; y a los que por no haberla tenido se están purificando en el purgatorio, te suplicamos te dignes aplicar nuestros sufragios y sacarlos pronto de aquellas penas al cielo. Te lo pedimos por la intercesión de tu Madre purísima, Nuestra Señora del Carmelo, y de San José. Amén.

- Oración final para todos los días -

Oh Virgen María del Monte Carmelo, Madre de misericordia, acuérdate de los hijos que tienes en el purgatorio, y presentando nuestros sufragios y tus méritos a tu Hijo, intercede para que se les perdone sus deudas y sean liberados de aquellas tinieblas a la admirable luz de la gloria de Nuestro Señor, donde gocen de tu vista dulcísima y de la de tu Hijo bendito.

Oh glorioso Patriarca San José, intercede juntamente con tu Esposa ante tu Hijo por las almas del purgatorio. Amén.

- Responsorio para terminar cada día -

No te acuerdes, Señor, de mis pecados,
- cuando vengas a purificar al mundo en el fuego.

Dirige, Señor Dios mío, a tu presencia mis pasos,
- cuando vengas a purificar al mundo en el fuego.

Dales, Señor, el descanso eterno, y luzca para ellos la luz eterna,
- cuando vengas a purificar al mundo en el fuego.

Kyrie eleison,
- Christe eleison,
Kyrie, eleison.

- Padrenuestro, Avemaría, Gloria-.

De la puerta del infierno,
- saca, Señor, sus almas.

Descansen en paz,
- amén.

- Oremos:
Oh Dios mío y Padre mío, de quien es propio compadecerse y perdonar, te rogamos suplicantes por las almas de tus siervos que has mandado emigrar de este mundo, para que no las dejes en el Purgatorio, sino que mandes que tus Santos Ángeles las tomen y las lleven a la patria del Paraíso, para que, pues esperaron y creyeron en ti, no padezcan las penas del purgatorio, sino que posean los gozos eternos.

Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Dadles, Señor, el descanso eterno,
y luzca para ellos la luz perpetua.

Descansen en paz.
Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

5.10.21

Luces Vespertinas: 23. Mis periódicos y revistas



Periódicos, revistas..., casi más que los libros influyen los periódicos en las ideas y conducta de los hombres. Poco a poco el periódico se infiltra en el lector y lo asimila a sí mismo.

Dime qué periódico lees y te diré lo que eres.

Si tu periódico es de malas ideas, tendrás malas ideas. Si tu periódico es de buenas ideas, serás de buenas ideas. Si tu periódico es de ideas medianas, tibias, cobardes, tú serás de esas mismas ideas.

Ni digas: "yo sólo leo las noticias", porque ya sabes que en las noticias está muchas veces el peor veneno. Los periódicos, por medio de las noticias, dan o quitan la fama a quien quieren, desprestigian o ensalzan a personas e instituciones, y educan o deseducan al pueblo.

Es asunto que debes tomar con la debida seriedad. No te dejes llevar de la rutina, ni de la imprudencia, ni de la excesiva curiosidad. Lo primero es lo primero, el deber, la conciencia, la verdad, la dirección de la Iglesia, maestra de doctrinas.

Los católicos debemos favorecer a nuestros periódicos, honrarlos, sostenerlos, y aborrecer a los periódicos contrarios a nosotros y a nuestra religión y a nuestro Señor Jesucristo, y de ningún modo leerlos, ni comprarlos, ni honrarlos. ¿Lo hago así? ¿Qué periódico leo? ¿Soy traidor a los míos?

Caso de duda, pregunta sinceramente a un docto, prudente y entero confesor; él te dirá amigablemente lo que puedes sin faltar a la ley de Dios.

Caso de leer algunas cosas malas por necesidad, con la debida licencia, ¿las lees en público o en secreto? ¿Sintiendo escándalo o sin él?

Y, ¿revistas? ¿Qué revistas lees? ¿Lees revistas obscenas, mundanas? ¿Las lees con cautela? ¿Se las das a otros? ¿Puede que incluso las des a tus hijos?

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

3.10.21

Luces Vespertinas: 21. Mis odios



Debes odiar el mal, al pecado, al vicio.

Debes rehuír del pecador o del obstinado en el mal, en su malicia; de los que hacen mal a otros a sabiendas, de los enemigos de Dios en cuanto a tales.

Pero a todas estas personas al mismo tiempo has de procurar hacerlas buenas, si es posible.

Aborrece el pecado, ama al pecador, para que no lo sea. Por lo demas, es mejor amar que odiar.

¿Tengo odio sin razón a alguna persona? ¿Tengo odio sin razón a alguna institución? ¿Este odio es envidia, es injusticia, es irracional? ¿Es un odio debido a cuentos y chismes, por intereses humanos, por rivalidades de oficio o de honor?

Las personas que me inspiran odio, ¿son odiosas verdaderamente, o tienen malicia? ¿Tienen más bien ignorancia o ceguedad, o engaño? ¿No las podría yo cambiar en amables y buenas, apartándolas del mal?

¿Siento antipatías infundadas? ¿Me dejo llevar de ellas? Por mi odio, ¿hago alguna injusticia, murmuro, impido el bien del prójimo, le hago algún mal, le niego mi consideraicón?

A los que hacen mal a otros, como son los sectarios, caciques, explotadores, corruptores, engañadores, opresores de todo género, se debe perseguir por amor de los inocentes, y se les debe cohibir, y desenmascarar, delatar, repeler todo cuanto se pueda. El que sólo para sí es malo, es digno de compasión y de auxilio; el que es malo para sí y para otros, es digno de repulsión, de castigo y de persecución.

Fuera de estos, ten a gala no hacer mal a nadie, sino ser bondadoso con todos. Alégrate del bien ajeno, y no tengas envidia sino sólo emulación.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

11.12.21

En honor de Nuestra Señora de la Buena Muerte



Salve, Madre Dolorosa,
de los mártires la primera rosa,
oye mi voz suplicante:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Por el dolor, oh María,
que del anciano con la profecía
se clavó en ti como una espada:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Por el dolor que sufriste
cuando a Egipto te fuiste para salvar al niño:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Por el dolor con que, triste,
a tu Jesús, que perdiste,
buscabas entre los amigos:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Por el dolor que te oprimió
cuando tu dulce Hijo salió
agobiado del peso de la cruz:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Por el dolor en tu corazón clavado
cuando viste a Jesús crucificado,
siendo víctima con él inmolada:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Por el dolor con que en tus brazos a Cristo,
descolgado de los lazos de la cruz,
recibiste:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Por el dolor con que sepultaste,
piadosa Madre,
y le dejaste en el sepulcro a tu Hijo:

haz que en la agonía de la muerte,
fiando a tu protección mi suerte,
goce de la paz del justo.

Cristo, cuando de aquí yo tenga que salir,
por tu Madre concédeme llegar
y la palma de victoria recibir.

Amén.

(Oración aprobada por Benedicto XV para los cofrades de la Buena Muerte).

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

15.11.21

Novena a la Inmaculada Concepción (IV)



Por la señal...

- Acto de contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén.

- Oración para empezar todos los días:
Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de tu Concepción. Así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por ti, que por la gracia de Dios has sido elegida para ser Madre del nuevo pueblo que Jesucristo ha formado con su sangre. A ti, purísima Madre, restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta novena, para rogarte que nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios no sólo para vuestra dignidad y gloria, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordos que jamás se ha oído decir que uno sólo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro haya sido desamparado. No me dejéis, pues, a mí tampoco, porque si me dejáis me perderé, que yo tampoco quiero dejaros a Vos, antes bien, cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción. Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un gran aprecio de la virtud cristiana; y la tercera, una buena muerte. Además, dadme la gracia particular que os pido en esta novena:

(se hace la petición que se desea)

- Oración para el día cuarto:
¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como libraste a María del fómite del pecado y le diste dominio perfecto sobre todas sus apasiones, así te rogamos humildemente, por intercesión de María Inmaculada, nos concedas la gracia de ir domando nuestras pasiones y destruyendo nuestras malas inclinaciones, para que te podamos servir, con verdadera libertad de espíritu, sin imperfección ninguna.

- Oración final para todos los días:
¡Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea!
Pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.
A ti, celestial Princesa,
Virgen sagrada María,
te ofrezco desde este día
alma, vida y corazón,
¡mírame con compasión!
¡No me dejes, Madre mía!

(se rezan tres Avemarías)

- Conclusión (en latín):
Immaculata Conceptio tua, Dei Genitrix Virgo,
R.: Gaudium annuntiavit universo mundo.

Oremus:
Deus qui per Immaculata Virginis Conceptionem dignum Filio tuo habitaculum praeparasti, quaesumus, ut qui ex morte eiusdem Filii tui praevisa, eam ab omni labe praeservasti, nos quoque mundos eius intercesione ad te pervenire concedas. Per eumdem Christum Dominum nostrum. Amen.


- Conclusión (en castellano):
Tu Inmaculada Concepción, oh Virgen Madre de Dios,
R.: Anunció alegría al universo mundo.

Oración:
Oh Dios mío, que por la Inmaculada Concepción de la Virgen, preparaste digna habitación a tu Hijo, te rogamos que, así como por la previsión de la muerte de tu Hijo libraste a ella de toda mancha, así a nosotros nos concedas por su intercesión llegar a ti limpios de pecado. Por el mismo Señor nuestro Jesucristo. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

22.12.21

Celebración del mes de mayo carmelitano, el mes de María. Día 10



El mes de mayo está consagrado a la Virgen María. Y por ser el mes más florido del año, a los cultos celebrados en honor de la Virgen los llamamos Flores de Mayo, o Flores de María, y al mes consagrado a Nuestra Señora, Mes de las Flores.

Lo mejor sería acudir a alguna de las solemnidades que suelen celebrarse durante este mes en honor de Nuestra Señora, a la mañana, al mediodía, o a la tarde. Las escuelas, colegios y comunidades diversas pueden y deben celebrar este mes con mucha solemnidad y mucho fruto de sus alumnos o socios.

Si no se puede nada de esto, es muy dulce celebrar este mes en familia. Y si no se tiene familia, o no se puede lograr reunirla para este fin, puedes tú, cristiano, celebrarlo fácilmente. Y de cualquier modo que lo celebres, seguro te dejará dulce recuerdo para todo el año, e incluso para toda la vida.


Modo de celebrar el Mes de la Virgen
Un buen modo de celebrar este mes es rezando con verdadera devoción el Santo Rosario, y realizar alguna novena, además de adornar alguna imagen de Nuestra Señora.

Pero, además, también puedes realizar el siguiente...





EJERCICIO DEL MES DE MAYO
para cada día


Por la señal...

- Acto de contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén.

- Oración para empezar todos los días:
¡Oh Santísima Virgen María del Monte Carmelo, y Madre de Dios y Madre nuestra! Siempre te amamos, siempre te invocamos, siempre nos consagramos a ti, pero especialmente ahora en este mes de las flores, que los cristianos te dedicamos a tu amor.

¡Oh Paraíso del nuevo Adan! ¡Oh Huerto cerrado! ¡Oh Lirio de los valles, Azucena sin mancha, Flor sin espinas, Rosa mística! ¡Oh Flor de Jesé, Palma de Cadés, Cedro del Líbano! ¡Oh flor de todas las virtudes y árbol de todas las gracias, cuyo fruto es Nuestro Señor Jesucristo! Haz que en nuestras almas florezcan todas las virtudes y gracias de Dios, y fructifique Nuestro Señor Jesucristo en santidad y gracia. Y, pues eres fuente sellada y pura, no permitas que se sequen jamás en nuestras almas la flor de tu devoción y el fruto del amor de Jesucristo, tu Hijo.

- Oración diaria. Día 10:
· La oliva. La paloma de Noé trajo al arca el ramito de oliva, que le indicaba que pronto vendría la serenidad y la paz. El Espíritu Santo envía a Santa María a los corazones para asegurarles la paz y la gracia.

· Confía en la Virgen. ¡Oh Santa María! Tú eres madre del reo, tú madre del juez. Y pues eres madre de uno y otro, no puedes tolerar discordias entre tus hijos. (San Buenaventura)

· Examen. Examina hoy tu genio y carácter. ¿Es duro? ¿Es soberbio, iracundo, hosco, huraño, desdeñoso, mortificante? O ¿es blando, dulce, caritativo, humilde, afable, amistoso, risueño? ¿O es flojo, tímido, cobarte, inerte, indolente, indeciso, inconsistente? ¿Es raro, natural, exagerado, razonable, variable, constante? ¿Eres igual con todos?

· Práctica. Corrige hoy algún defecto de tu carácter

- Oración a la Virgen del Carmelo.
Acordaos, oh piadosísima Virgen María del Monte Camrelo, que jamás se ha oído decir que ni uno solo de los carmelitas que han acudido a vuestra protección, e implorado vuestro auxilio, haya sido desamparado de Vos. Yo, por tanto, aún pecador pero animado con esta confianza, acudo a Vos, oh Madre Virgen de las vírgenes, a Vos vengo, delante de Vos me presento suplicando y gimiendo. No queráis, oh Madre del Divino Verbo, despreciar mis palabras, antes bien, oídlas benignamente y dadles cumplimiento, pues en Vos, Madre Santa, está puesta mi esperanza como carmelita ya que, siendo yo devoto del Carmelo, Vos sois por tanto mi Reina. Amén.

- Oración final.
Concédenos, os rogamos, Señor Dios, que nosotros tus siervos gocemos de continua salud de alma y de cuerpo, y que por la gloriosa intercesión de la bienvaenturada y siempre Virgen María en su advocación del Carmelo, seamos libres de las tristeza de la vida presente, y podamos un día disfrutar las alegrías de la vida eterna. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

21.11.21

Novena a Nuestra Señora de los Dolores



Nota aclaratoria: Si alguien prefiere hacer septenario -siete días-, con dejar la oración de los días primero y último puede servirse de esta novena sin dificultad. Pero es mejor hacer la novena completa, porque hay indulgencias especiales concedidas para ella, rezando las preces señaladas en el último lugar para todos los días.


Por la señal...

- Acto de contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén.

- Oración para empezar todos los días:
Oh Virgen, la más dolorosa del mundo después de tu Hijo, a cuyos dolores estuviste perpetuamente asociada. Te ruego que me alcances fortaleza para sufrir por mis pecados, como tú sufriste por los nuestros, a fin de que, crucificando mis pasiones y concupiscencias en la cruz de Cristo, llevando la cruz de mi deber por el camino de mi vida, caminando en pos de mi Señor y perseverando constantemente a tu lado, oh Madre mía, al pie de la cruz de tu Hijo, viva siempre y muera contigo, redimido y santificado pro la sangre preciosísima de nuestro Redentor. También te pido, por tus dolores, que oigas mi petición en esta novena y, si conviene, me la concedas. Así sea.

(se hace la petición que se desea)

- Oración para el día primero:
Oh Virgen Dolorosa, siendo tú árbol florido y fructuoso, fuiste tan afligida, y yo, árbol seco e inútil, quiero vivir regalado y soy impaciente de toda molestia y adversidad. Te ruego me concedas espíritu de penitencia, humildad, resignación y mortificación cristiana para imitarte a ti y a tu amado Hijo, crucificado por mí.

- Oración final para todos los días:
Aviso: Estas oraciones están autorizadas por Benedicto XV para los cofrades de la Buena Muerte, y para ganar las indulgencias.

Acuérdate, Virgen Madre de Dios, estando en la presencia del Señor, de hablar en favor nuestro para que aparte su indignación de nosotros.

Oh Santísima Madre, hazme esta gracia,
fija en mi corazón con eficacia
las llagas de Jesús crucificado.

Haz que de Cristo en mí lleve la muerte,
que participe de su pasión y suerte
y medite en sus llagas, apenado.

Para que no arda en los eternos fuegos,
defiéndeme tú, oh Virgen, con tus ruegos,
en el día del juicio angustiado.

Y tú, oh Cristo, al salir yo de esta vida,
por tu madre querida,
haz que llegue a la palma de la victoria.

Cuando mi cuerpo muera,
haz que mi alma adquiera
del paraíso la gloria.


V.: Ruega por nosotros, Virgen dolorosísima,
R.: que estuviste constantemente junto a la cruz de Jesucristo.


(Ahora se rezan tres Avemarías)


Nuestra Señora de la Buena Muerte, ruega por nosotros.

San José, ruega por nosotros.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

21.3.22

Novena por las ánimas del Purgatorio. Día noveno (y último)



Por la señal...


- Acto de contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén.

- Oración para el noveno día -

Señor mío Jesucristo, cuyos méritos son infinitos y cuya bondad es inmensa, mira propicio a tus hermanos, que gimen en el purgatorio anhelando la hora de ver tu faz, de recibir tu abrazo, de descansar a tu lado, y mirándolos compadécete de sus penas, perdonándoles lo que les falta por pagar debido a sus culpas. Nosotros te ofrecemos nuestras obras y sufragios, los de tus Santos y Santas, los de tu Madre, y tus méritos infinitos; haz que pronto salgan de su cárcel y reciban de tus manos su libertad y la gloria eterna. Amén.

- Oración final para todos los días -

Oh Virgen María del Monte Carmelo, Madre de misericordia, acuérdate de los hijos que tienes en el purgatorio, y presentando nuestros sufragios y tus méritos a tu Hijo, intercede para que se les perdone sus deudas y sean liberados de aquellas tinieblas a la admirable luz de la gloria de Nuestro Señor, donde gocen de tu vista dulcísima y de la de tu Hijo bendito.

Oh glorioso Patriarca San José, intercede juntamente con tu Esposa ante tu Hijo por las almas del purgatorio. Amén.

- Responsorio para terminar cada día -

No te acuerdes, Señor, de mis pecados,
- cuando vengas a purificar al mundo en el fuego.

Dirige, Señor Dios mío, a tu presencia mis pasos,
- cuando vengas a purificar al mundo en el fuego.

Dales, Señor, el descanso eterno, y luzca para ellos la luz eterna,
- cuando vengas a purificar al mundo en el fuego.

Kyrie eleison,
- Christe eleison,
Kyrie, eleison.

- Padrenuestro, Avemaría, Gloria-.

De la puerta del infierno,
- saca, Señor, sus almas.

Descansen en paz,
- amén.

- Oremos:
Oh Dios mío y Padre mío, de quien es propio compadecerse y perdonar, te rogamos suplicantes por las almas de tus siervos que has mandado emigrar de este mundo, para que no las dejes en el Purgatorio, sino que mandes que tus Santos Ángeles las tomen y las lleven a la patria del Paraíso, para que, pues esperaron y creyeron en ti, no padezcan las penas del purgatorio, sino que posean los gozos eternos.

Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Dadles, Señor, el descanso eterno,
y luzca para ellos la luz perpetua.

Descansen en paz.
Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

25.3.22

Consejos para enfermos y moribundos y Recomendación del alma



No te pongas en manos de curanderos si caes enfermo, avisa al médico. Si la enfermedad es de notoria índole, avisa también al párroco, o algún sacerdote, para que te dé la bendición de enfermos.

Acude sobre todo a Dios; pídele la salud, y pídele perdón de tus pecados. Dios y el médico te pueden dar la salud. Dios, por lo general, no te la dará sin el concurso de médicos y remedios de tu parte. El médico sólo tampoco puede, si Dios no quiere. Pídele a Dios que le dé acierto y destreza. El obedecer al médico es virtud y prudencia.

10.1.22

Celebración del mes de mayo carmelitano, el mes de María. Día 29



El mes de mayo está consagrado a la Virgen María. Y por ser el mes más florido del año, a los cultos celebrados en honor de la Virgen los llamamos Flores de Mayo, o Flores de María, y al mes consagrado a Nuestra Señora, Mes de las Flores.

Lo mejor sería acudir a alguna de las solemnidades que suelen celebrarse durante este mes en honor de Nuestra Señora, a la mañana, al mediodía, o a la tarde. Las escuelas, colegios y comunidades diversas pueden y deben celebrar este mes con mucha solemnidad y mucho fruto de sus alumnos o socios.

Si no se puede nada de esto, es muy dulce celebrar este mes en familia. Y si no se tiene familia, o no se puede lograr reunirla para este fin, puedes tú, cristiano, celebrarlo fácilmente. Y de cualquier modo que lo celebres, seguro te dejará dulce recuerdo para todo el año, e incluso para toda la vida.


Modo de celebrar el Mes de la Virgen
Un buen modo de celebrar este mes es rezando con verdadera devoción el Santo Rosario, y realizar alguna novena, además de adornar alguna imagen de Nuestra Señora.

Pero, además, también puedes realizar el siguiente...





EJERCICIO DEL MES DE MAYO
para cada día


Por la señal...

- Acto de contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén.

- Oración para empezar todos los días:
¡Oh Santísima Virgen María del Monte Carmelo, y Madre de Dios y Madre nuestra! Siempre te amamos, siempre te invocamos, siempre nos consagramos a ti, pero especialmente ahora en este mes de las flores, que los cristianos te dedicamos a tu amor.

¡Oh Paraíso del nuevo Adan! ¡Oh Huerto cerrado! ¡Oh Lirio de los valles, Azucena sin mancha, Flor sin espinas, Rosa mística! ¡Oh Flor de Jesé, Palma de Cadés, Cedro del Líbano! ¡Oh flor de todas las virtudes y árbol de todas las gracias, cuyo fruto es Nuestro Señor Jesucristo! Haz que en nuestras almas florezcan todas las virtudes y gracias de Dios, y fructifique Nuestro Señor Jesucristo en santidad y gracia. Y, pues eres fuente sellada y pura, no permitas que se sequen jamás en nuestras almas la flor de tu devoción y el fruto del amor de Jesucristo, tu Hijo.

- Oración diaria. Día 29:
· La vara de Aarón. La vara de Aarón, seca y todo como era, germinó llena de frescura. Esta Virgen es la verdadera Vara de Aarón, en la que todos brotamos de nuevo llenos de vida y de savia.

· Confía en la Virgen. Por muy pecador que uno haya sido, si fue devoto de María no perecerá. (San Hilario)

· Examen. Examina hoy tu castidad. ¿Procuras ser casto en pensamientos, palabras y obras? Y sobre todo en los peligros y ocasiones, en las lecturas, conversaciones, amistades, espectáculos, etc.

· Práctica. Si tienes algún peligro de faltar a la castidad, resuelve hoy mismo quitarlo, y quítalo sin miramientos: rompiendo un libro malo, un cuadro obsceno, no yendo a un sitio peligroso...

- Oración a la Virgen del Carmelo.
Acordaos, oh piadosísima Virgen María del Monte Camrelo, que jamás se ha oído decir que ni uno solo de los carmelitas que han acudido a vuestra protección, e implorado vuestro auxilio, haya sido desamparado de Vos. Yo, por tanto, aún pecador pero animado con esta confianza, acudo a Vos, oh Madre Virgen de las vírgenes, a Vos vengo, delante de Vos me presento suplicando y gimiendo. No queráis, oh Madre del Divino Verbo, despreciar mis palabras, antes bien, oídlas benignamente y dadles cumplimiento, pues en Vos, Madre Santa, está puesta mi esperanza como carmelita ya que, siendo yo devoto del Carmelo, Vos sois por tanto mi Reina. Amén.

- Oración final.
Concédenos, os rogamos, Señor Dios, que nosotros tus siervos gocemos de continua salud de alma y de cuerpo, y que por la gloriosa intercesión de la bienvaenturada y siempre Virgen María en su advocación del Carmelo, seamos libres de las tristeza de la vida presente, y podamos un día disfrutar las alegrías de la vida eterna. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |



26.6.21

Oración para antes de comulgar (IV)



Te ruego, Señor, que el Paráclito que procede de Ti, ilumine mi alma y me conduzca, según las promesas de tu Hijo, a toda la verdad.

Te lo pido por Jesucristo nuestro Señor, que con Vos y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |


12.9.21

Luces Vespertinas: 2. Mis ideas



El hombre debe ser consecuente; y no hay mayor bajeza que la inconsecuencia. ¿Soy católico consecuente con mis ideas? ¿Soy católico práctico? ¿Tengo prácticas católicas? Es decir: 1º: ¿son católicas todas mis prácticas? 2º: ¿tengo todas las prácticas católicas que debo tener según mis ideas?

1-. Mi conducta, mis prácticas, mis costumbres, mi vida en la sociedad, ¿es digna de un católico, o hago cosas indignas de un cristiano? ¿Cometo pecados mortales? ¿Muchos? ¿Habitualmente? ¿Cuál de ellos sobre todo? No hay cosa peor que un pecado mortal. ¿Cometo pecados mortales y sin reparo ninguno? ¿Y cuales son esos pecados, sobre todo? ¿Me hago mejor o peor cristiano cada día? ¿Me jacto de mis maldades y pecados? ¡Qué bajeza! ¿Cometo pecados de escándalo! ¡Qué falta de responsabilidad! ¿Incito a otros a pecar? ¡Qué maldad!

Los que no obran como católicos, deshonran su religión.

2-. ¿Tengo todas las prácticas católicas que debo tener? Hoy, según una denominación venida de Francia, se dice que practica o no practica de aquel que comulga y confiesa por Pascua, y cuando al menos oye misa todos los domingos. Y cierto, esto es esencial. Al menos, ¿hago esto?

Pero no basta esto. Si de veras soy católico y tengo ideas e instrucción católica y sentimientos y educación cristiana, debo tener más prácticas católicas. Toda mi vida, mi casa, mis usos, mis lecturas, mis amistades, mis negocios, mis diversiones, mis obras de piedad y de caridad, mi vestir, mi comer, mi vivir, todo debe ser cristiano y estar pintado de cristiano y caracterizado de cristiano.

Yo debo ser consecuente con mis ideas. Y además tengo obligación de serlo y de practicar la doctrina cristiana por lo menos en lo que es obligatoria, es decir, en no hacer nada de lo que a ella se oponga, y en hacer lo que ella me mande. Más aún, debería procurar subir a la perfección evangélica.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

15.8.21

Luces Matutinas: 3. Yo, ¿para qué nací?



Hay que preguntárselo al que me ha hecho y me está haciendo, a Dios.

Sin duda que he nacido para lo que Dios me ha hecho. Es decir, para cumplir su voluntad.

La cuestión es saber cuál es esa "voluntad de Dios" acerca de mí.

Dios ha hecho el sol para que alumbre y caliente, al árbol para que dé fruto de su especie, el bruto y las bestias para que vivan según sus instintos... ¿Y a mí, para qué?

A mí me ha creado libre, pero para que en esta vida le sirva libremente y después en la otra, goce eternamente en su presencia.

Dos cosas abarca mi problema:

1ª. Servir aquí en el tiempo a Dios, guardar sus mandamientos, cumplir mi deber.

2ª. Gozar después en la eternidad de la gloria, del premio de haberle servido, de haber cumplido con mi deber.

No me ha creado para ser aquí feliz: no puedo serlo. Eso es imposible. No existe felicidad en este mundo corrupto. Sino para guardar sus mandamientos, aun cuando esto me cueste mucho esfuerzo en muchas ocasiones.

La felicidad me la dará Él después cuando quiera.

El que me ha dado el ser, me lo ha dado como ha querido: aquí no me da ser feliz. Allí me dará serlo.

Yo, ¿para qué nacía? Para servir a Dios en esta vida temporal, y después gozar eternamente en la otra, perdurable.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

4.4.22

Oficio de difuntos



Padrenuestro, Avemaría y Credo, todo ello rezado en voz baja.


Invitatorio:
Al Rey por quien todo vive, venid, adoremos.
- Al Rey por quien todo vive, venid, adoremos.

Venid, regocijémonos en el Señor, cantemos a Dios nuestro Salvador, corramos a su presencia dándole gracias y entonemos himnos a su gloria.

Al Rey, por quien todo vive, venid, adoremos.

Porque el Señor es el gran Dios, el gran Rey sobre todos los demás; el Señor no rechazará a su pueblo, porque en su mano tiene toda la extensión de la tierra, y ve las cumbres de los montes.

Venid, adorémosle.

Suyo es el mar, Él lo hizo; sus manos fundaron la tierra: venid, adorémosle, postrémonos ante Dios, lloremos ante el Señor que nos creó, porque Él es el Señor Dios nuestro, y nosotros somos su pueblo y las ovejas de sus prados.

Al Rey por quien todo vive, venid, adoremos.

Hoy, si oyereis su voz, no endurezcáis vuestros corazones como el día en que le irritó el pueblo, tentándole en el desierto; tentándole y probándole, y eso que habían visto sus obras.

Venid, adorémosle.

Cuarenta años estuve junto a ese pueblo, y dije: estos siempre están descarriados de corazón, no conocen mis caminos; les juro en mi cólera que no entrarán en mi reposo.

Al Rey por quien todo vive, venid, adoremos.

Dadles, Señor, el descanso eterno, y la luz perpetua brille sobre ellos.

Venid, adorémosle.

Al Rey por quien todo vive, venid, adoremos.


| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

17.10.21

Cinco visitas de desagravio al Sagrado Corazón de Jesús



- Primera visita.
Adoremos a Jesucristo Sacramentado, en acción de gracias por la institución de este adorable Misterio.

¡Oh amabilísimo Corazón de Jesús Sacramentado! Os adoro profundamente en este augusto Sacramento, y doy rendidas gracias por haber instituido ese compendio de maravillas, resumen de vuestras finezas y evidente testimonio de la ternura de vuestro amor. Y con el fin de daros más incesantes gracias, convido a todos los justos de la tierra y bienaventurados del cielo, uniendo con ellos los afectos de mi corazón y deseando ardientemente alabaros y ensalzaros por toda la eternidad.

Os adoro también con ánimo y deseo de resarcir de algún modo las injurias que en ese Sacramento recibís de los infieles y malos cristianos, especialmente por la ingratitud y el olvido con que los hombres os dejan solo en tantos sagrarios, en todos los cuales os adoro humildemente desde aquí, uniendo mis débiles obsequios con el fervor y devoción de los santos más fieles y amantes de vuestro Corazón santísimo.

Recibid benignamente, Jesús amoroso, mis ardientes súplicas, para que adorándoos en esta vida sacramentado por nuestro amor, os bendiga y ensalce después eternamente. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

18.9.21

Luces Vespertinas: 8. Mis virtudes



Virtudes son los hábitos y costumbres de obrar bien de oridinario, las fuerzas que algunos tienen para practicar el bien habitualmente. ¿Tengo yo alguna virtud? ¿Tengo muchas o pocas? ¿Son endebles o sólidas?

- 1º. Virtudes teologales.
¿Tengo fe? Y fe viva, no débil, muerta o apagada. ¿Tengo fe instruida, no ignorante? ¿Fe completa, no parcial, tímida y oculta? ¿Tengo fe sólo teórica, o manifiesta, práctica, aplicada a todas las cosas y en todos los aspectos de mi vida?

¿Tengo esperanza? Mis aspiraciones, mis bienes, mis ideales, ¿están todos en esta vida, o en la otra?

¿Tengo caridad? ¿Tengo amor de Dios verdadero, sobre todas las cosas, queriendo antes perderlas todas que ofenderle? ¿Le tengo amor por ser Él quien es? ¿O tengo amor sólo cuando me salen bien las cosas? ¿Tengo caridad con el prójimo, verdadera, sincera y práctica?

- 2º. Virtudes cardinales.

Son las principales virtudes a las que se refieren otras muchas:

¿Tengo prudencia? ¿Procedo con reflexión, con calma, con cautela? ¿O procedo con precipitación, inconstancia, negligencia e inconsideración? ¿Tengo demasiada prudencia? ¿Tengo demasiada astucia, trampa y doblez? ¿O tengo demasiada solicitud de lo temporal y de lo porvenir? ¿O demasiada timiedez que no veo sino los inconvenientes?

¿Tengo justicia? ¿Doy a cada uno lo suyo? ¿Juzgo y hablo de cada uno como es justo? ¿O atiendo al favoritismo, adulo, abuso de mi posición, y soy parcial? ¿Respeto los derechos de todos, incluso de los inferiores?

¿Tengo fortaleza? ¿Soy valiente para emprender? ¿Soy magnánimo para ejecutar? ¿Soy paciente para resistir? ¿Soy entero para no ceder? ¿Soy consecuente para terminar lo empezado? ¿Soy demasiado fuerte, o/y terco, o/y ambicioso?

¿Tengo templanza? ¿Guardo la debida moderación en los placeres? ¿Guardo moderación en la honestidad y continencia en mi estado y condición? ¿Tengo mansedumbre y bondad? ¿Tengo clemencia y generosidad? ¿Tengo modestia en el vestir y en el proceder? ¿Tengo humildad en el pensar y obrar, y moderación en todo lo que me gusta y atrae?

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

19.7.21

Oración por todas las necesidades



Dios mío, nuestro refugio y nuestra fuerza, fuente de toda piedad, escucha los piadosos ruegos de tu Iglesia, para que alcancemos con eficacia lo que pedimos con confianza.

Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

31.1.22

Novena al glorioso patriarca San José (y9)



Por la señal...


- Acto de contrición:
Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén.

- Oración para todos los días:
Oh gloriosísimo padre de Jesús, Esposo de María, Patriarca y protector de la Santa Iglesia, a quien el Padre Eterno confió el cuidado de gobernar, regir y defender en la tierra a la Sagrada Familia; protégenos también a nosotros, que pertenecemos, como fieles católicos, a la santa familia de tu Hijo que es la Iglesia, y alcánzanos los bienes necesario de esta vida y, sobre todo, los auxilios espirituales para la vida eterna. Alcáncanos especialmente estas tres gracias:

- la de no cometer jamás ningún pecado mortal, principalmente contra la castidad;

- la de un sincero amor y devoción a Jesús y a María,

- y la de una buena muerte, recibiendo bien los últimos Sacramentos.

Concédenos además la gracia especial que te pedimos cada uno en esta novena.

(se hace la petición que se desea).


- Oración para el día noveno:
Oh benignísimo Jesús, así como has elegido por medio de tu Vicario en la tierra a tu amado padre para protector de tu Santa Iglesia Católica, así te suplicamos humildemente por intercesión de San José, nos concedas el que seamos verdaderos y sinceros católicos, que profesemos sin error la fe católica, que vivamos sin miedo una vida digna de la fe que profesamos, y que jamás puedan los enemigos ni aterrarnos con persecuciones, ni con engaños seducirnos y apartarnos de la única y verdadera religión.


- Oración para todos los días:
Oh custodio y padre de Vírgenes, San José, a cuya fiel custodia fueron encomendadas la misma inocencia Cristo Jesús, y la Virgen de las vírgenes María; por estas dos queridísimas personas de Jesús y María, te ruego y suplico me alcances que, preservado yo de toda impureza, sirva siempre castísimamente con alma limpia, corazón puro y cuerpo casto a Jesús y a María. Amén.


Jesús, José y María,
os doy el corazón y el alma mía.

Jesús, José y María,
asistidme en mi última agonía.

Jesús, José y María,
con vos descanse en paz el alma mía.



(Ahora se reza un Padrenuestro, Avemaría y Gloria).


- Conclusión:

Antíph.:
Ipse Iesus erat incipiens quasi annorum triginta, up putabatur, Filius Ioseph.

Ora pro nobis, Sancte Ioseph.
Respuesta: Ut digni effciamu promissionibus Christi.

Oremus:
Deus, qui ineffabii providentia Beatum Ioseph Sanctissimae Genitricis tuae Sponsum eligere dignatus es: praesta, quaesumus, ut quem protectorem veneramur in terris intercessorem habere mereamur in coelis. Qui vivis, et regnas in saecula saeculorum.

Amén.


(en español):

Antífona:
Tenía el mismo Jesús, al empezar su vida pública, cerca de treina años, hijo, según se pensaba, de José.

San José, ruega por nosotros.
Respuesta: Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo.

Oración:
Oh Dios que con inefable providencia te dignaste escoger al bienaventurado San José por Esposo de tu Madre Santísima; concédenos que, pues le veneramos como protector en la tierra, merezcamos tenerle como protector en los cielos. Oh Dios que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |