31.10.17

Novena por las ánimas del Purgatorio. Día octavo


- Ver días previos -.

Novena en sufragio de las benditas almas del Purgatorio.

Día octavo.

Por la señal de la Santa Cruz...

Oración preparatoria para todos los días:
Esposas muy queridas del Señor que arrojadas a la cárcel del Purgatorio sufrís indecibles penas, careciendo de la presencia del Amado hasta que os purifiquéis como oro en crisol de vuestras culpas por completo; vosotras que desde esas voraces llamas clamáis misericordia, sabed que me compadezco de vuestro dolor y quisiera tener caudal suficiente para satisfacer vuestra deuda. Pero ya que soy más pobre que vosotras mismas, apelo a la piedad de los justos, a los ruegos de los bienaventurados, al tesoro de las indulgencias, a la intervención de María Santísima y a la Sangre de Jesucristo, para que por este medio logréis el deseado consuelo, y yo adquiera la gracia de detestar cualquier culpa, aún la más ligera, y de vencer mi pasión dominante hasta que el Señor nos lleve a todos a la Gloria. Amén.



Día 8:
LO SALUDABLE QUE ES LA DEVOCIÓN A LAS ALMAS DEL PURGATORIO
Se practica heroicamente la caridad ya que hacemos el bien a quien no vemos, siendo grande el amor que demostramos en este acto de fe y misericordia.

Dios nos ha otorgado un poder tal sobre las almas del Purgatorio, que su suerte depende más bien de la Tierra que del Cielo. En nuestras manos ha puesto la llave del remedio de esos tormentos.

Decía el Señor en una aparición a un alma santa: "Cuanto hicieres por las almas del Purgatorio lo recibiré con tanto gusto como si yo mismo estuviese en aquellas penas y tú me sacases de ellas".

LAS ALMAS: Mortales, ya veis lo provechoso que es el ayudarnos. Poned vuestro interés en este acto tan precioso que tantos beneficios dará a vuestra alma. Emprended de veras esta devoción tan agradable a los ojos de Dios; nosotras os seremos agradecidas toda la eternidad.

Recemos ahora tres Padrenuestros, Avemarías, Gloria y Requiem [el Requiem es: "Dadles Señor el descanso eterno, y brille para ellos la luz eterna. Descansen en paz. Amén"] en memoria de la Pasión de Jesucristo, y en sufragio de las almas del Purgatorio, con la siguiente jaculatoria:

Eterno Padre, por la preciosísima sangre de Jesús, misericordia.

Oración final:
¡Oh Dios, Creador y Redentor de todos los fieles! Conceded a las almas de vuestros siervos y siervas el perdón de todos sus pecados, para que consigan por nuestras piadosas súplicas la indulgencia que siempre desearon. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!