24.10.17

Novena por las ánimas del Purgatorio


En el Oratorio Carmelitano damos inicio hoy a una novena por las ánimas del Purgatorio que nos llevará hasta noviembre, el mes dedicado en especial a las ánimas del Purgatorio en el cual tendremos - Dios mediante- una programación específica con oraciones diarias.

Nuestra intención es que todos vosotros, nuestros queridos lectores y hermanos, nos acompañéis en este tiempo tan especial con oraciones por esas ánimas benditas, tan olvidadas a veces por los cristianos, incluso por los más devotos. Que sirva de ferviente recuerdo, asimismo, para nuestros familiares, bienhechores y amigos difuntos. Que todos ellos descansen en paz. Amén.




- Ver días previos -.

Novena en sufragio de las benditas almas del Purgatorio.

Día primero.

Por la señal de la Santa Cruz...

Oración preparatoria para todos los días:
Esposas muy queridas del Señor que arrojadas a la cárcel del Purgatorio sufrís indecibles penas, careciendo de la presencia del Amado hasta que os purifiquéis como oro en crisol de vuestras culpas por completo; vosotras que desde esas voraces llamas clamáis misericordia, sabed que me compadezco de vuestro dolor y quisiera tener caudal suficiente para satisfacer vuestra deuda. Pero ya que soy más pobre que vosotras mismas, apelo a la piedad de los justos, a los ruegos de los bienaventurados, al tesoro de las indulgencias, a la intervención de María Santísima y a la Sangre de Jesucristo, para que por este medio logréis el deseado consuelo, y yo adquiera la gracia de detestar cualquier culpa, aún la más ligera, y de vencer mi pasión dominante hasta que el Señor nos lleve a todos a la Gloria. Amén.

Día 1:
DE LA GRAVEDAD DE LAS PENAS DEL PURGATORIO
Es voz común de los santos que una sola alma del Purgatorio padece más que lo que han padecido todos los mártires que ha habido, y que todos los que puedan haber. Es tan grande el tormento de las almas del Purgatorio que no puede concebirse, saberse ni explicarse. San Cirilo dice que las penas de esta vida, comparadas con las del Purgatorio, son consuelos.

¿Es posible que tanto como se padece en este mundo, todo sea nada, consuelo, descanso, comparado no con la mayor, sino con la menor de las penas del Purgatorio?

LAS ALMAS: Humanos que vais por este mundo tras los negocios de la vida, poned los ojos en estas almas que os llaman, escuchadnos, ya que no queréis darnos el socorro. Mirad si hay dolor que pueda compararse al nuestro. Sobre nuestras angustias claváis el ingrato puñal del olvido... Compadecéos de nosotras que somos desvalidas.

Recemos ahora tres Padrenuestros, Avemarías, Gloria y Requiem [el Requiem es: "Dadles Señor el descanso eterno, y brille para ellos la luz eterna. Descansen en paz. Amén"] en memoria de la Pasión de Jesucristo, y en sufragio de las almas del Purgatorio, con la siguiente jaculatoria:

Eterno Padre, por la preciosísima sangre de Jesús, misericordia.

Oración final:
¡Oh Dios, Creador y Redentor de todos los fieles! Conceded a las almas de vuestros siervos y siervas el perdón de todos sus pecados, para que consigan por nuestras piadosas súplicas la indulgencia que siempre desearon. Amén.

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!