21.1.23

La realidad de la vida monástica hoy



"Faltan curas", "faltan vocaciones", "es que no hay suficientes sacerdotes"... ¿Cuántas veces habréis oído la misma cantinela? Ciertamente no están los conventos, los monasterios y seminarios sobrecargados de aspirantes para acceder a una vida religiosa, como hace no demasiado tiempo, cuando "hacer carrera" en la Iglesia era algo que daba prestigio y una buena posición social. Así que por desgracia, y en aquellos casos, la vocación quedaba bastante en segundo plano.

Hoy los conventos y monasterios llenan esos huecos con personas venidas de fuera, la mayoría jovencitas inmigrantes, pero no porque no haya vocaciones: vemos cómo cada vez más y más abundan las personas que buscan una vida eremítica, apartadas del mundanal ruido, buscando la soledad... Buscando a Dios. Pero cuando la búsqueda del Señor se cruza con intereses mucho más oscuros, mundanos y rastreros como los beneficios económicos ("hay que sostener el convento", "si no entran jóvenes esto se acaba", "no queremos enfermos, esto no es un asilo"...), en esos casos, decimos, no debería parecer raro que el mismo Señor les dé la espalda. Porque han dejado de buscarle a Él, y buscan en su lugar otras cosas.

En este blog de Auscultafilia se cuentan con detalles estos aspectos, y muchos otros sobre la vida religiosa, que dicen desde algunos estamentos estar tan en crisis de valores hoy, pero en realidad es más bien crisis de fe. De fe, y más que nada -que es lo más grave- en el mismo interior de sus muros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ayúdanos a continuar

Son muchas horas las que dedicamos para publicar contenido, por el simple objeto de ayudar a gente como tú y para servir de instrumento que aporte valor espiritual. Por eso es que, de vez en cuando, viene muy bien una muestra de apoyo que anime a seguir trayéndote más material, información, y divulgando la moral y el carisma carmelitano. Si te ha gustado este sitio, si te ha servido de ayuda, si quieres colaborar, puedes donar algo. Por pequeña cantidad que sea te lo agradeceremos enormemente y estamos seguros que el Señor te lo recompensará con creces.
Envíanos tu donativo mediante Paypal a la dirección:

oratoriocarmelitano@gmail.com

¡Gracias!