14.6.19

Oración para rezar de rodillas delante de un crucifijo


Miradme, ¡oh mi amado y dulcísimo Jesús!, postrado en Vuestra santísima presencia; Os ruego y pido con el mayor fervor, que imprimáis en mi corazón los sentimientos de fe, esperanza y caridad, dolor de mis pecados y propósito de jamás ofenderos, mientras que yo, con todo el amor y compasión de que soy capaz, voy considerando vuestras cinco Llagas, teniendo muy presente aquellas palabras que dijo de Vos, oh Dios mío, el santo profeta David: "Taladraron mis manos y mis pies, y se pueden contar todos mis huesos".

Amén

(Indulgencia plenaria con las condiciones ordinarias).

Ayúdanos a continuar

Son muchas horas las que dedicamos para publicar contenido, por el simple placer de ayudar a gente como tú y para servir de instrumento que aporte valor espiritual. Por eso es que, de vez en cuando, viene muy bien una muestra de apoyo que anime a seguir trayéndote más material, información, y divulgando la moral y el carisma carmelitano. Si te ha gustado este sitio, si te ha servido de ayuda, si quieres colaborar, puedes donar algo. Por pequeña cantidad que sea te lo agradeceremos enormemente y estamos seguros que el Señor te lo recompensará con creces.
Envíanos tu donativo mediante Paypal a la dirección:

oratoriocarmelitano@gmail.com

¡Gracias!