19.9.22

"Subida al Monte Carmelo", de San Juan de la Cruz, actualizada (5)



C. En los bordes exteriores de los caminos o sendas, verticalmente y de izquierda a derecha:

- a la izquierda: Cuando yo no lo quería lo tengo todo sin querer.

- a la derecha: Cuando menos lo quería lo tengo todo sin querer.


18.9.22

"Subida al Monte Carmelo", de San Juan de la Cruz, actualizada (4)



B. Los caminos o las sendas en dirección o en posición también vertical, que separan los anteriores avisos, se suceden escritos de izquierda a derecha como sigue a continuación:

Camino con espíritu de imperfección hacia el cielo formado por: gloria, gozo, saber, consuelo, descanso.

Senda del Monte Carmelo con un espíritu de perfección: nada, nada, nada, nada, nada, nada, y aún en el monte, nada.

Camino del espíritu de imperfección con apego al suelo formado por: poseer, gozo, saber, consuelo, descanso.

17.9.22

San Antonio Abad, ermitaño (251-356)



San Antonio Abad nació en Comas, en el Alto Egipto, en el año 251. A los veinte años sintió la llamada a llevar una vida ascética, por lo que vendió todas sus propiedades y se acogió a la penitencia y a la soledad absoluta en Pispir.

Gracias a su fortaleza, escapó a todas las tentaciones que el diablo puso en su camino.

Antonio encontró en el desierto una manera de seguir a Cristo e indicó, sin pretenderlo, el camino a otros muchos que también huían del mundanal ruido. No obstante, no dejó en ningún momento de preocuparse por los problemas que aquejaban a los cristianos.

En el año 311, en plena persecución de Maximiano a los cristianos, se marchó a Alejandría para animar a sus compañeros de fe a que perseveraran. En el año 355, a la edad de 104 años, regresó a Alejandría para reprender a los arrianos. Precursor de la vida eremítica, es patrono de los animales.

Murió en el año 356.

"Subida al Monte Carmelo", de San Juan de la Cruz, actualizada (3)



B. Los caminos o las sendas en dirección o en posición vertical, que separan los anteriores avisos, se suceden de la siguiente forma de izquierda a derecha con las siguientes expresiones:

Camino con espíritu de imperfección hacia cielo: gloria, gozo, saber, consuelo, descanso.

Senda del Monte Carmelo con un espíritu de perfección: nada, nada, nada, nada, nada, nada, y aún en el monte, nada.

Camino del espíritu de imperfección con apego al suelo: poseer, gozo, saber, consuelo, descanso.

16.9.22

"Subida al Monte Carmelo", de San Juan de la Cruz, actualizada (2)



SUBIDA AL MONTE CARMELO
por el místico Doctor
San Juan de la Cruz


MONTE DE PERFECCIÓN


Transcripción de la figura anexa al libro de la Subida al Monte Carmelo.

Leyendo en el sentido natural de un ascenso o escalada, y de abajo hacia arriba:

A. Las cuatro columnas o secciones (de izquierda a derecha) escritas verticalmente dicen:

1
Para venir a gustarlo todo
no quieras tener gusto en nada.
Para venir a saberlo todo
no quieras saber algo en nada.
Para venir a poseerlo todo
no quieras poseer algo en nada.
Para venir a serlo todo
no quieras ser algo en nada.

2
Para venir a lo que gustas
has de ir por donde no gustas.
Para venir a lo que no sabes
has de ir por donde no sabes.
Para venir a poseer lo que no posees
has de ir por donde no posees.
Para venir a lo que no eres
has de ir por donde no eres.

3
Cuando reparas en algo
dejas de arrojarte al todo.
Para venir del todo al todo
has de dejarte del todo en todo,
y cuando lo vengas del todo a tener
has de tenerlo sin nada querer.

4
En esta desnudez halla el espíritu su descanso,
porque no comunicando nada,
nada le fatiga hacia arriba,
y nada le oprime hacia abajo,
porque se encuentra situado en el centro de su humildad.

Ayúdanos a continuar

Son muchas horas las que dedicamos para publicar contenido, por el simple objeto de ayudar a gente como tú y para servir de instrumento que aporte valor espiritual. Por eso es que, de vez en cuando, viene muy bien una muestra de apoyo que anime a seguir trayéndote más material, información, y divulgando la moral y el carisma carmelitano. Si te ha gustado este sitio, si te ha servido de ayuda, si quieres colaborar, puedes donar algo. Por pequeña cantidad que sea te lo agradeceremos enormemente y estamos seguros que el Señor te lo recompensará con creces.
Envíanos tu donativo mediante Paypal a la dirección:

oratoriocarmelitano@gmail.com

¡Gracias!