14.9.21

Luces Vespertinas: 4. Mis ideales



Ideal es lo que cada uno desea llegar a ser. Todo hombre debe tener, y en efecto tiene, algún ideal. ¿Cuál es el mío? ¿Qué quiero yo llegar a ser?

1-. Ideales vanos.
¿Quiero ser rico? Ideal muy mezquino y vano. Al que no tiene más que ese ideal le llaman "asno de oro".

¿Quiero ser glorioso? Entre los ideales vanos, el "menos malo", o el mejor; pero es muy vano, si no se junta con el verdadero mérito; querer gloria sin mérito es ridículo.

¿Quiero gozar? El placer es el ideal más animal y rebajado; el que lo sigue se embrutece.

¿Quiero ser famoso? La fama es un canto de cisne, una meta efímera y caduca y, de gran modo y de muchas formas, lleva a la perdición a quien la alcanza.

Estos ideales no elevan al hombre, lo rebajan y degradan.

2-. Ideales buenos.
Aunque no sean los verdaderos ideales del cristiano, son ideales humanamente y naturalmente buenos. Estos son:

- El saber. La sabiduría es un hermoso ideal; su camino es el estudio, la reflexión, el trabajo y el sacrificio.

- El ser honrado y no manchar la vida con ningún deshonor.

- El ser laborioso y cumplidor de su oficio.

- El vivir alegre y hacer alegres a otros, sin pecado.

- El ser provechoso al prójimo, a la sociedad, a tu pueblo, a la humanidad.

- El ser buen amigo, buen esposo, buen hijo, y sobre todo, buen padre o madre de familia.

3-. Los verdaderos ideales del cristiano.
El mejor: servir a Dios en todo y salvar el alma.

No pecar jamás, diverte a malo, y practicar siempre la virtud, et fac bonum (huye de lo malo y haz lo bueno). El de San Estanislao: "Yo no he nacido para las cosas de este mundo, sino para las futuras". El de San Ignacio: "A. M. D. G." ("
Ad maiorem Dei gloriam", "para la mayor gloria de Dios"). El de Santa Teresa: "Tener a Dios. Sólo Dios basta; quien a Dios tiene, nada le falta". "Vuestra soy, para Vos nací, ¿qué mandáis hacer de mí? ".

El de Jesucristo: "Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad". El del padrenuestro, que es precioso: "Dios nuestro padre, los cielos nuestra patria; glorificar a Dios, servirle como a rey; hacer su voluntad; ganar el pan de cada día; amar a nuestros hermanos; no pecar; y librarnos de todo mal cuanto podamos".

| Preparación: OratorioCarmelitano.com / OratorioCarmelitano.blogspot.com




| Devocionario | | Confesion | | DevocionarioCristiano | | DevotoCristiano |

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Donaciones

Si te gusta la página, ayúdanos a su mantenimiento.
¡Muchas gracias!